El puente de la ignominia

La Jornada reporta que, casualmente, dos de los puentes que se están construyendo en el DF se terminarán en Junio y no en Agosto como estaba planeado.

Pero claro que los quieren poner “en funcionamiento” antes de las elecciones en Julio; por eso es tan “atinado” el adelanto de las obras, que como de costumbre en el GDF, se malterminarán a marchas forzadas, y varios meses después aún se verán obreros dando los últimos toques como ha pasado con el segundo piso de periférico, el distribuidor vial de Zaragoza, los puentes de eje 3 Oriente y un sinfín de obras.

Y por más que la capital y en general todo el país requieran de esta infraestructura, es absurdo que los aceleren de esa manera únicamente para “cumplir” antes de las elecciones y darle, aunque ellos digan que no es así, un uso electoral a lo que en realidad es el TRABAJO del gobierno. Porque por muy discretos que se quieran ver, deberían darse cuenta de que la gente no se chupa el dedo y se da cuenta a meses de distancia, cuando se hacen estas maniobras electoreras que constituyen un insulto a la gente que paga las obras con su dinero, como para que luego nos las vengan a “vender” a cambio de nuestro voto.